Historia MCC en Canada

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Canadá reconoce que el Movimiento Cursillos de Cristiandad fue iniciado por el Dr. Eduardo Bonnin, así como por el obispo de Mallorca, Monseñor Juan Hervás y Benet (1905 – 1982) y Monseñor Sebastián Gayá Riera (Pontificium Consilium Pro Laicis).

El Movimiento de Cursillos de Cristiandad Hispano de Canadá es un movimiento Diocesano en estrecha relación con los Obispos y Directores Espirituales, quienes lo orientan y apoyan.

“Reglamento del Movimiento Hispano de Cursillos de Cristiandad (MHCC) de Canada”, Capitulo I, Art. 1

En Canadá los Cursillos se iniciaron en el idioma Inglés en el año 1963. Posteriormente se han hecho Cursillos en diferentes lenguas, creándose Secretariados para los diferentes grupos étnicos como: Franceses, Filipinos, Vietnamitas, Húngaros e Hispanos.

El 28 de mayo de 1966, víspera de la fiesta de Pentecostés, el Santo Padre, recibió a siete mil cursillistas de cuarenta países del mundo reunidos en Roma para celebrar la primera Ultreya Mundial. Pablo VI pronunció en castellano uno de sus más elocuentes discursos, alabando y bendiciendo a los cursillistas presentes y en ellos a todo el Movimiento de Cursillos. Afirmo de ellos, que, “Acrisolados por la experiencia y acreditados por sus frutos, recorrian ya, con carta de ciudadania, los caminos del mundo”.

Y recorriendo los caminos del mundo, comienza esta historia, con un grupo de inmigrantes que llegaron a Canadá como muchos otros. Venían de varias partes de Latino América, y traían en su corazón, una ilusión, un sueño, el más hermoso de todos los sueños, el de encontrarse a sí mismos, identificarse con ellos mismos, fortalecer sus valores, encontrarse con sus hermanos también de habla hispana, pues llegaban a una tierra nueva, con un cielo nuevo y sobretodo, encontrarse con Cristo.

Cada uno por su lado, o con su familia, buscaron la iglesia, que hablara su propia lengua, una iglesia, donde al menos un día a la semana, pudieran vivir su presente, su realidad cara a cara con Dios. Así encontraron a un sacerdote, el Padre Javier Perna, quien, a su vez buscaba su otra parte, su familia, la familia que Dios le había asignado, la familia hispana.

Así empezó el Cursillo de Cristiandad en español en Canada - Montreal, dentro de la “Mission Catholique de Langue Espagnole” (4200 rue Drolet, Montreal, Québec).

Para realizar los primeros cursillos en Montreal contactaron a los miembros de la comunidad cursillista de Hartford, Connecticut (USA). Con la ayuda de los cursillistas de Hartford se realizaron 4 cursillos, (2 de hombres y 2 de mujeres).

Para el inicio de estos primeros cursillos en español, se contó con el soporte tanto espiritual como material del Movimiento de Cursillos Francófono (Padre Loyola Gagné), del Movimiento de Cursillos Anglófono, y las diferentes diócesis de Québec (Monseñor Paquette).

El primer cursillo de Hombres se realizo del 20 al 23 de Mayo de 1982 en los locales de Villa Margarita en boulevard Gouin oeste. Y el de Mujeres se realizó del 3 al 6 de Junio del mismo año en la Casa de Acogida Jean XXIII de las hermanas misioneras reclusas en boulevard Gouin este.

El MCC de Montreal nació en el seno de la Misión Latinoamericana Nuestra Señora de Guadalupe (Montreal) y continúo funcionando en el seno de la Parroquia hasta el año 1989, cuando se le otorgo el reconocimiento Diocesano por el Arzobispado de Montreal.

Impulsados por el Espíritu Santo y la alegría de haber obtenido el reconocimiento diocesano del Arzobispado de Montreal, un grupo de cursillistas fue a la ciudad de Toronto-Ontario en Octubre 1990 en busca de expandir el MCC a esa ciudad, encontrando a 3 parejas de cursillistas que por curiosa coincidencia habían emigrado a Canadá en el mes de agosto de 1988, provenientes de Nicaragua, Panamá y Venezuela. Las mismas  formaron  la primera reunión de grupo en esa ciudad y la iniciación del MCC en la ciudad de Toronto- Ontario.

En Febrero de 1992 se recibio la visita de Eduardo Bonin, invitado por Canada. En ese momento, la misma, era la sede de la Organización Mundial de Cursillos de Cristiandad (O.M.C.C.).

 Como resultado de todos esos eventos se realizó el primer Cursillo en español en Toronto, para mujeres (30 de abril al 3 de mayo de 1992) y para los hombres (21 al 24 de mayo de 1992) se efectuaron  en las instalaciones del  Focolare quien administraba el Edificio (antiguo Seminario) y  posteriormente denominado Centro Mariapolis, ubicado en el No. 226 de St. George St. en Toronto. El primer Director Espiritual de estos Cursillos fue el Padre Pasionista Buenaventura Fernández, quien había venido especialmente de Venezuela para dirigir el Cursillo. El Padre Buenaventura falleció  el 27 de julio del 2005.

 

El segundo Cursillo se realizó en la Iglesia de St. Leo en Etobicoke, en el mes de septiembre de 1994, bajo la dirección espiritual del también fallecido Padre Fidel Puig, quien había venido desde Panamá. 

El primer Secretariado, después de funcionar por cierto tiempo, contó con la asesoría espiritual del P. Manuel Serrano, designado por el P. José David Pérez, quien para ese momento era el Párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe.

 

El 30 enero del 2003, el Cardenal Aloysius Ambrozic designó por primera vez, directamente un Director Espiritual en la persona del Diácono Norberto Cambre, fallecido en el 2011, quien ejerció sus funciones por un período de tres años. Posteriormente, en el año 2006 fue designado como Director Espiritual el Padre José Maria Naranjo, quien falleció el 30 de Julio de 2011, para ese momento se desempeñaba como  Director Espiritual de la Diócesis de Toronto y a nivel Nacional de Canada.